Reflexión sobre la relación entre fe y razón.

Este post es un poco diferente a los que por lo general escribo, hoy haremos una reflexión sobre la relación que existe entre la fe y la razón, porque ambas son importantes, y como se complementan la una a la otra.

Evidentemente para el ateísmo la creencia en un ser supremo creador de todo lo existente es irrazonable y la fe desde dicha cosmovisión se ve como algo totalmente superficial y primitivo. Los ateos no reconocen que exista una relación entre la fe y la razón.

Simplemente creen que la razón, o la ciencia debe de ser lo único que debe de tomar en cuenta el ser humano para poder analizar concienzudamente si algo es verdadero o falso. Sabemos a perfección que nadie ha logrado demostrar que Dios existe, pero tampoco que Dios no existe.

Desde la perspectiva atea y la teísta (quienes creen que Dios existe), hay una serie de muy buenos argumentos que parecen válidar sus creencias, por cierto, hay algunos argumentos buenísimos a favor de la existencia de Dios.

Mis argumentos favoritos son: El Argumento Cosmológico Kalam, El ajuste Fino, Principio de Causalidad, El Big bang, y el Argumento de Dios y el la existencia del mal.

Volviendo de nuevo al tema, sobre esta reflexión entre la relación que existe entre la fe y la razón, los ateos creen que fe y razón no se relacionan. En cambio los teístas creemos que si se relacionan, y en este post te diré como se percibe tal relación.

La importancia de la razón.

La razón o ciencia es sumamente importante porque nos permite conocer más nuestro entorno, y también nos facilita la comprensión de las leyes físicas que operan en nuestro universo.

Nosotros como seres humanos sin el avance de la ciencia no podríamos estar hasta donde estamos el día de hoy. La ciencia juega un papel importante en nuestro desarrollo integral, tanto en lo académico como en lo práctico.

Evidentemente algo que ha ayudado al desarrollo científico y tecnológico con el que contamos hoy, ha sido la razón. Esa inquietud o necesidad de saber y conocer el funcionamiento objetivo de las cosas, sin esa chispa de inquetud no podría haber ni ciencia, ni tecnología.

La razón es lo que nos ha marcado continuamente la brecha de las cosas que desconocemos, y dicho desconocimiento es lo que nos ha motivado a no pararnos e ir por más, para conocer lo que no conocemos, y también para comprender lo inpensable.

Simplemente considero que la razón es importante porque es, ese don que nos distingue de los demás seres vivos, ellos son emocionales, instintivos y sensoriales, en cambio nosotros a diferencia de ellos también somos seres pensantes.

Para finalizar esta reflexión sobre la relación entre fe y razón, viene la siguiente porción de texto. ¡Espero que la disfrutes! A nivel intelectual y filosófico es riquísima.

Relación entre fe y razón.

Desde hace muchos años nos hemos convencido de que la ciencia algún día podrá darnos las respuestas a todas las preguntas que tenemos. Sólo basta ver los nuevos avances de la ciencia para tomar conciencia de que más allá de los límites de la ciencia hay realidades a las cuales ésta jamás podrá acceder.

Hoy simplemente se considera como algo inútil, ir en búsqueda de una verdad objetiva, por ello, el desarrollo de todo tipo de creencias, ideologías y nuevas teorías que se ofrecen para satisfacer nuestra profunda necesidad de sentido.

En la búsqueda de la verdad, es en donde la razón y la fe se complementan. Si estamos en la búsqueda de la verdad debemos de estar conscientes de que la verdad es más compleja de lo que podemos llegar a imaginar.

La razón exige creer, y la fe amplifica el limitado espectro de la realidad accesible sólo por la razón. Juntas hacen que estemos por encima de nuestras limitaciones naturales y nos hacen capaces de poder participar en lo sobrenatural.

La fe y la razón deben de ser inseparables. Porque la fe sin razón, conducen al hombre a un fanatismo peligroso, y la razón sin fe terminará deshumanizando al hombre rápidamente, y a su vez le incapacitará para creer en la verdad.

Desde mi perspectiva considero que la fe y la razón son importantes, y ambas deben de ser inseparables para que tengamos un desarrollo integral en la búsqueda de la verdad y la comprensión de nuestra realidad.

De esta forma concluyó con esta breve reflexión sobre la relación entre la fe y la razón. Espero que te haya sido útil. Sin más a que referirme. Un abrazo y déjame un comentario para saber que piensas. 👍

Puedes acceder a mi publicación anterior AQUÍ: ¿Puede un cristiano volverse a casar?

¿Quieres estar al tanto de nuestras próximas publicaciones? ¡Simple! Suscríbete Aquí.

Síguenos en nuestras redes sociales:

Facebook: Pura Biblia TV

Instagram: PURA BIBLIA TV

YouTube: PURA BIBLIA TV

Twitter: Pura Biblia

Kevin H. Dávila

Escritor, filósofo, apologeta y youtuber cristiano ampliamente comprometido con la verdad. Fundador de la plataforma digital: Pura Biblia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.