¿Cómo ser un buen hijo o una buena hija?

Una de las mayores bendiciones que pude recibir alguien es el poder concebir hijos, y a su vez la mayor dicha de toda persona es tener una familia que le ame, hoy veremos como ser un buen hijo o una buena hija.

En el mundo hay millones de familias pero no todas funcionan correctamente. Aproximadamente del 80% al 90% de los problemas dentro de la familia recae únicamente en los padres y el resto en los hijos.

Pero en la actualidad la brecha de los problemas causados dentro de la familia por los hijos parece irse ensanchando, no es raro ver a malos hijos, rebeldes, desobedientes, entregados a vicios, malas compañías, irrespetuosos, imteperantes, crueles, sin afecto natural etc.

A pesar de esa negativa realidad, aún hay un grupo de jóvenes y adolescentes que desean de todo corazón ser buenos hijos, y por eso veremos con ser un buen hijo o una buena hija.

Actitudes que te hacen ser un buen hijo o una buena hija.

Evidentemente algo que define nuestra calidad como personas son las actitudes, de igual manera las actitudes de un joven le define como un buen hijo o una buena hija.

Anteriormente te mencione ciertas actitudes de un mal hijo y en la actualidad muchos jóvenes parecen identificarse con la descripción del mal carácter de las personas en 2 Timoteo 3:2-4 que dice a como sigue:

Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno, traidores, impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios, 2 Timoteo 3:2‭-‬4

Si en tu comportamiento encajan algunas de las actitudes citadas en el párrafo anterior, difícilmente se te podría considerar como un buen hijo o una buena hija, por lo tanto debes hacer algo al respecto.

Lo que te hace un buen hijo o una buena hijo no son tus palabras persuasivas y tiernas, tus regalos o hablar bien de tus padres, lo que te define como un buen hijo es la adopción de buenas actitudes y mantenerlas en el tiempo.

Dichas actitudes son las siguientes:

  1. Obediente.
  2. Agradecido.
  3. Afectuoso y cariñoso.
  4. Compasivo.
  5. Amador de lo bueno.
  6. Leal.
  7. Honesto.
  8. Honrado.
  9. Humilde.
  10. Prudente.
  11. Respetuoso.
  12. Considerado.

Hay otras actitudes que todo buen hijo debería de adoptar, pero acá hemos enlistado las 12 principales.

Últimas consideraciones.

Un buen hijo o una buena hija debería de tener buenas actitudes y también debería preocuparse por mantener las mismas actitudes y principios en el tiempo.

Un buen hijo o una buena hija tendrá la capacidad de complacer a sus padres, evitarles vergüenza y también le dará motivos suficientes para que se sientan orgullosos. Todo padre anhela tener buenos hijos, pero no todos los hijos anhelan serlo.

Si eres un joven cristiano deberías de diferenciarte del resto a través de tu buen comportamiento con tus padres y mediante ello los demás puedan ver que eres un buen hijo o una hija y den gloria a Dios por eso (Mateo 5:16).

Espero que este post te ayude y te haga reflexionar sobre tu papel en la familia como hijo o hija, recuerda que lo que te hace buen hijo o buena hija son tus actitudes, así que preocúpate por adquirir más actitudes positivas y mantenerlas en el tiempo.

Puedes acceder a nuestro post anterior AQUÍ: ¿Es pecado celebrar Halloween?

¿Quieres estar al tanto de nuestras próximas publicaciones? ¡Simple! Suscríbete Aquí.

Síguenos en nuestras redes sociales:

Facebook: Pura Biblia

Instagram: PURA BIBLIA

YouTube: PURA BIBLIA TV

Twitter: Pura Biblia

Kevin H. Dávila

Escritor, filósofo, apologeta y youtuber cristiano ampliamente comprometido con la verdad. Fundador de la plataforma digital: Pura Biblia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.