¿Puede un cristiano divorciarse? ¿Qué nos enseña la Biblia?

Hoy veremos una realidad no tan alentadora existente entre el pueblo cristiano, y es que a como las personas no cristianas se divorcian, también hay cristianos que toman la decisión de divorciarse. Por eso veremos si a partir de la enseñanza bíblica, puede o no un cristiano divorciarse.

Evidentemente, el cristiano puede divorciarse porque posee la facultades legales para hacerlo. El marco legal existente le permite a cualquier matrimonio divorciarse en el momento que que lo deseen.

Sabemos que en las personas no cristianas, no es de extrañar que de repente se divorcien, sin embargo, sucede algo similar en la esfera cristiana. Hay muchos matrimonios que terminan en divorcio.

Sabemos que las leyes humanas le permiten al cristiano divorciarse, sin embargo, ¿Qué dice la Biblia al respecto? ¿Debería o no divorciarse el cristiano?

Sobre esta pregunta pueden haber opiniones divididas. Una parte de creyentes pueden asegurar que se puede divorciar y otra parte diría lo contrario. Sin embargo, las opiniones sin sustento bíblico, no son sólo más que opiniones.

Lo que a nosotros nos interesa saber, es que dice la Biblia sobre esto. Y eso veremos ahora mismo.

¿Qué enseña la Biblia sobre el divorcio?

La Biblia dice que Dios aborrece el divorcio (Malaquías 2:16), en otras palabras Dios odia o siente repugnancia por el divorcio. Éste jamás formó parte del plan original de Dios (Cf. Mateo 19:4-6), sin embargo lo permitió en el tiempo de la ley por la terquedad del ser humano (Deuteronomio 24:1-4; Mateo 5:31; 19:7; Marcos 10:4).

El divorcio en el tiempo de la ley, sólo a los hombres le era permitido dar carta de divorcio a sus esposas, y este se podía dar por cualquier causa que ellos consideraran indecorosa (Deuteronomio 24:1). Jesús dice que Dios permite el divorcio en el caso de inmoralidad sexual (Mateo 19:9).

La palabra griega traducida por fornicación en la Reina Valera de 1960, es moichea, que significa adulterio o inmoralidad sexual. Jesús no uso la palabra griega porneia, que significa fornicación.

La palabra moichea se refiera a cualquier tipo de pecado sexual incluyendo la fornicación, en cambio la palabra porneia se refiere exclusivamente al pecado sexual de fornicación.

Una mujer que estuviese comprometida, podía no ser virgen y en ese contexto era culpable de moichea, y el esposo al darse cuenta en la noche de bodas de que su esposa no era virgen podía divorciarse de ella, si así lo deseaba.

En otro contexto, cualquiera de las dos partes podían divorciarse si encontraban a su pareja en el acto de adulterio (moichea). Jesús en Mateo 19:9 se refiere a estos 2 escenarios en el original griego, sin embargo, la traducción al español opaca de cierto modo está enseñanza en particular.

En 1 Corintios 7:15, dice que el cristiano puede divorciarse de su cónyuge no creyente, si el cónyuge no creyente así lo desea. Esto no significa que el cristiano deba de dar por perdido su matrimonio, sino que pude confiar en él poder restaurador de Dios para restaurar su matrimonio.

Lo anterior, es prácticamente la enseñanza que nos transmite la Biblia en relación al divorcio.

Bíblicamente hablando, ¿Puede el cristiano divorciarse?

A como te dije antes, el cristiano puede divorciarse en cualquier momento, porque tiene la facultades legales para hacerlo, pero, ¿Dios aprueba que lo haga?

Anteriormente vimos, que Dios aborrece el divorcio y que a pesar de ello, lo permite bajo circunstancias específicas: 1. Por inmoralidad sexual. 2. Cuando el cónyuge no creyente lo solicita.

A pesar de que Dios permita el divorcio, no significa que lo apruebe, simplemente lo permite porque el divorcio existe, producto de nuestra naturaleza pecaminosa e imperfecta.

Entonces el cristiano puede divorciarse en las siguientes circunstancias: 1. Sea víctima del pecado de adulterio. 2. Su cónyuge no creyente se lo solicite.

El hecho de que un cristiano sea víctima del pecado de adulterio, no significa que el siguiente paso que deba dar es divorciarse. Esto queda sujeto al criterio de la persona. Puede decidir divorciarse o puede perdonar a su pareja y confiar en que Dios restaurará su matrimonio.

¿Cuándo es pecado divorciarse?

Ahora no cerremos los ojos a la realidad, ¿Qué sucede en el caso de los cristianos que se divorcian por motivos diferentes a los bíblicos? Estos hermanos se divorcian en términos no bíblicos y a caen en el pecado de adulterio (Leer detenidamente Mateo 19:9).

Los hermanos que se divorcian en condiciones no bíblicas y que caen en el pecado de adulterio, pueden perfectamente arrepentirse, pedir perdón a Dios y no es necesario que se divorcien de nuevo para sanear su relación con Dios.

De esta forma terminó con este post. Sinceramente espero que sea de bendición y utilidad para tu vida. Un abrazo y bendiciones. 🙌🙏

Puedes acceder a mi publicación anterior AQUÍ: ¿Qué significa ser la sal de la tierra y la luz del mundo?

¿Quieres estar al tanto de nuestras próximas publicaciones? ¡Simple! Suscríbete Aquí.

Síguenos en nuestras redes sociales:

Facebook: Pura Biblia TV

Instagram: PURA BIBLIA TV

YouTube: PURA BIBLIA TV

Twitter: Pura Biblia

Kevin H. Dávila

Escritor, filósofo, apologeta y youtuber cristiano ampliamente comprometido con la verdad. Fundador de la plataforma digital: Pura Biblia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.