¿Cuál es la diferencia entre una predica y una enseñanza?

En este post te diré cual es la diferencia que existe entre un predica y una enseñanza, independientemente si eres un miembro pasivo en una Iglesia o una persona que se ocupa en la predicación y la capacitación de nuevos creyentes.

Si estas en una congregación en la cual existe un proceso de formación para el miembro, es probable que te topes con regularidad en escenarios de predicación y enseñanza. En un inicio ambos pueden parecer similares, sin embargo, su empleo y propósito son diferentes.

La diferencia entre una predica y una enseñanza se basa práctica en la forma en que se imparten y el propósito que persiguen. Antes de ir más allá veremos la diferencia a partir de las definiciones.

Diferencia entre predica y enseñanza.

La predica por definición es un sermón que tiene como objetivo la enseñanza (no profunda, ni sistemática) de una doctrina bíblica, la amonestación o exhortación. En cambio la enseñanza es el efecto de hacer que alguien aprenda algo en particular.

A partir de la definición, podemos apreciar con acertividad la diferencia existente entre una predica y una enseñanza. Ahora veremos en qué radica la diferencia entre ambos términos a partir de su empleo y propósito.

Empleo y propósito de la predica.

La predica es un sermón largo, que pueda durar entre 25 a 70 minutos, y en ocasiones más tiempo, todo depende del predicador, y la estrategia y dinamismo que tenga el mismo para predicar. La predica en su empleo puede ser de corta o larga duración.

El pastor de la congregación a la cual pertenezco, predica por lo general entre 45 a 60 minutos, y en ocasiones ha llegado a predicar por más de 75 minutos.

Por otro lado, el propósito de la predica es la de presentar una enseñanza (no profunda, ni sistemática) de una doctrina bíblica, y tiene como fin persuadir a los oyentes en llevar la enseñanza a la práctica.

El modelo propio de la predica permite que se pueda presentar una amonestación o exhortación a los oyentes en relación a la obediencia de ciertos preceptos bíblicos o una reflexión sobre el estado de la congregación ante una enseñanza en particular.

Empleo y propósito de la enseñanza.

La enseñanza tiene como objetivo que el oyente aprenda algo nuevo en relación a la doctrina bíblica. La enseñanza debe de ser más profunda y sistemática que una predica, esto con el propósito de brindar la mayor cantidad de información bíblica al oyente.

La enseñanza puede abarcar temas doctrinales, teológicos y apologeticos que en una predica no se podrían abordar con la misma intensidad. La enseñanza por su empleo permite que el aprendizaje sobre un tema en particular se realice en un tiempo más prolongado.

Conclusión:

La predica es perfecta e ideal para las reuniones congregacionales, en cambio la enseñanza lo es (ideal) en el caso de los Institutos de Teología, seminarios y cursos de formación.

La predica y la enseñanza son importantes en la formación y manutención espiritual del creyente. Ambas son necesarias en el lugar adecuado.

Con esto no digo que el predicador no pueda enseñar algo en medio de su sermón, ni tampoco que quien enseña no pueda brindar su opinión con el propósito de amonestar o exhortar a quienes le escuchan.

De esta forma te presento la diferencia que hay entre una predica y una enseñanza, espero que esto te sea de utilidad. Un abrazo y bendiciones. 🙏🙌

Puedes acceder a mi publicación anterior AQUÍ: ¿Puede un cristiano divorciarse?

¿Quieres estar al tanto de nuestras próximas publicaciones? ¡Simple! Suscríbete Aquí.

Síguenos en nuestras redes sociales:

Facebook: Pura Biblia TV

Instagram: PURA BIBLIA TV

YouTube: PURA BIBLIA TV

Twitter: Pura Biblia

Kevin H. Dávila

Escritor, filósofo, apologeta y youtuber cristiano ampliamente comprometido con la verdad. Fundador de la plataforma digital: Pura Biblia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.