¿Dónde va el alma después de la muerte?

Una vez que el hombre muere y su alma sale del cuerpo algunos suponen que después de la muerte su alma entra a un sueño y otros que no, por eso veremos dónde va el alma después de la muerte desde una perspectiva bíblica.

El hombre como tal, está conformado por alma, cuerpo y espíritu. El cuerpo es más que todo nuestro envoltorio físico en el cual se encuentran el alma y el espíritu.

El alma es el asiento de las emociones, sentimientos, voluntad e intelecto de la persona, en otras palabras es el rasgo distintivo que distingue de un ser humano creado a otro.

El espíritu (humano), es el soplo de vida de Dios sobre nuestra vida, la parte inmaterial por la cual logramos establecer una comunión con Dios. Ahora nos corresponde preguntarnos lo siguiente:

¿Dónde va el cuerpo, el espíritu y el alma después de la muerte?

Dado a que el hombre es un ser bipartito (material e inmaterial) o tripartito (alma, cuerpo y espíritu), una vez que muere cada uno de los elementos que le conforman toman un rumbo diferente después de la muerte.

El cuerpo después de la muerte, simplemente se descompone y de acuerdo al relato bíblico el mismo vuelve al polvo de donde fue creado (Cf. Génesis 3:19).

El espíritu (humano) es el soplo de vida que Dios ha infundido en nuestro ser y una vez que morimos el mismo vuelve a Dios, quien lo dio (Eclesiastes 12:7).

Y con respecto al lugar donde va el alma después de la muerte, hay 2 posturas, unos creen que el alma va a un sueño y otros quienes creen que el alma va a un lugar intermedio, ya sea al paraíso (conocido comúnmente como el cielo) o al infierno.

En relación al paradero del alma después de la muerte, veremos a continuación cual de las dos posturas es la bíblica.

¿Qué es el sueño del alma? ¿Es bíblico?

El sueño del alma es una doctrina relativamente nueva que ha venido ganando popularidad en las últimas décadas. Ha sido difundida, se podría decir con bastante éxito por la Iglesia Adventista del Séptimo día y los Testigos de Jehová.

La Iglesia Adventista del Séptimo día y los Testigos de Jehová no creen que el alma después de la muerte tenga conciencia, sino que la misma va a un estado de inconsciencia hasta el día de la resurrección.

Quienes defienden esta postura suelen dar una gran cantidad de pasajes bíblicos, sin embargo afirmar que el sueño del alma es un doctrina bíblica supone conflicto con la enseñanza de la Biblia en Nuevo Testamento.

El Nuevo Testamento aborda de forma explícita donde va el alma después de la muerte y en esos versículos enseña lo contrario al sueño del alma.

¿Qué enseña la Biblia sobre el paradero del alma después de la muerte?

La enseñanza de la Biblia en relación al paradero del alma después de la muerte, toma especial protagonismo en el Nuevo Testamento, el Antiguo Testamento prácticamente no aborda el tema.

Para ello veremos a continuación una serie de versículos bíblicos que enseñan al respecto:

Así que vivimos confiados siempre, y sabiendo que entre tanto que estamos en el cuerpo, estamos ausentes del Señor pero confiamos, y más quisiéramos estar ausentes del cuerpo, y presentes al Señor. 2 Corintios 5:6‭, ‬8 RVR1960

En este versículo el Apóstol Pablo dice explícitamente que mientras se está en vida estamos en ausencia delante de Dios, sin embargo una vez que morimos, nuestra alma sigue teniendo conciencia.

Otro pasaje bíblico que arroja luz al respecto es el siguiente:

Porque de ambas cosas estoy puesto en estrecho, teniendo deseo de partir y estar con Cristo, lo cual es muchísimo mejor; Filipenses 1:23 RVR1960

En esta ocasión el Apóstol Pablo afirma que al morir estaría instantáneamente en la presencia del Señor, no hace alusión alguna a que haya un descanso o sueño para el alma.

Aunque el Apóstol Pablo deseaba estar en la presencia del Señor, por el momento le era necesario estar vivo para ser de bendición para la Iglesia de Filipos y las demás iglesias que el miraba.

El Señor Jesús en Lucas 23:43 le dijo lo siguiente al lado arrepentido en la cruz:

Entonces Jesús le dijo: De cierto te digo que hoy estarás conmigo en el paraíso. S. Lucas 23:43 RVR1960

En ese pasaje en concreto Jesús le prometió al ladrón que una vez que su alma dejará su cuerpo iría al paraíso, a un lugar intermedio.

¿Cuáles son los destinos donde va el alma después de la muerte?

La Biblia enseña con claridad meridiana el paradero del alma después de la muerte en Lucas 16:19-31, en el relato del Rico y Lázaro.

En dicho pasajes bíblico da a conocer dos lugares en especial, uno conocido como el «Seno de Abraham» (el paraíso) y el otro como el infierno.

El paraíso es un lugar intermedio que Dios ha creado exclusivamente para aquellas personas que han decido seguirle y someterse voluntariamente a su voluntad.

En cambio el infierno es otro lugar intermedio el cual está destinado exclusivamente para aquellas personas que han decidido revelarse en contra de Dios y no se sometieron a su señorío.

Puedes leer mi publicación anterior AQUÍ: ¿Porqué Dios permite el sufrimiento?

¿Quieres estar al tanto de nuestras próximas publicaciones? ¡Simple! Suscríbete Aquí.

Síguenos en nuestras redes sociales:

Facebook: Pura Biblia TV

Instagram: PURA BIBLIA TV

YouTube: PURA BIBLIA TV

Twitter: Pura Biblia

Kevin H. Dávila

Escritor, filósofo, apologeta y youtuber cristiano ampliamente comprometido con la verdad. Fundador de la plataforma digital: Pura Biblia.

2 comentarios en «¿Dónde va el alma después de la muerte?»

  • el 25 de abril de 2021 a las 8:49 AM
    Enlace permanente

    Hola , te corrijo , es incorrecto como lo escribiste » En cambio el infierno es otro lugar intermedio el cual está destinado exclusivamente para aquellas personas que no han decidido revelarse en contra de Dios y no se sometieron a su señorío» ..sería al revés :

    » En cambio el Hades es otro lugar intermedio el cual está destinado exclusivamente para aquellas personas que han decidido revelarse en contra de Dios y no se sometieron a su señorío»

    Respuesta
    • el 28 de mayo de 2021 a las 2:55 PM
      Enlace permanente

      Gracias por notar el error, fue como dicen un error de dedo. En breve corregiré ese detalle. Muchas gracias, Dios te continúe bendiciendo.

      ¡Listo ya fue corregido!

      Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.