¿Es pecado prestar dinero con intereres?

En este post veremos que nos dice la Biblia sobre prestar dinero con intereses, si es pecado o no hacerlo. Hay cristianos quienes se dedican a ser prestamistas y hay a quienes le parece que es un oficio pecaminoso.

Sabemos perfectamente que las opiniones van y vienen, por ello dedicaré este post para ver hasta que punto está bien prestar dinero con intereses sin que está práctica se considere pecado.

Si vemos en nuestra vida cotidiana la práctica de prestar dinero es mucho más común de lo que se podría pensar, un gran ejemplo de ello, es la existencia de muchas instituciones bancarias, financieras, microfinancieras y prestamistas.

La actividad de prestar dinero y a cambio de ello cobrar interés es bien vista en la sociedad actual, y pues, es innegable que gracias a esta práctica muchísimas personas han logrado salir adelante en la vida, tanto el acreedor como el deudor.

Obviamente las instituciones financieras están sujetas a un marco legal que ha sido establecido cuidadosamente con el objetivo de evitar fraude o explotación.

Pero no es lo mismo en el trato entre personas naturales, ya que las condiciones del préstamo se dan a conocer verbalmente, y aunque en ocasiones se plasmen en un documento legal, eso no garantiza que se estén haciendo bien las cosas desde un marco legal o moral.

¿Prestar dinero con intereses es pecado?

Para determinar si es pecado o no esta práctica lo podemos hacer desde 2 perspectivas diferentes, una desde la perspectiva legal y la otra desde la perspectiva moral cristiana, aunque ambas están intimimamente relacionadas.

Perspectiva legal.

En la mayoría de los países del mundo las leyes en relación a las operaciones financieras tienen una regulación correcta, que garantiza que no haya una explotación por parte del acreedor sobre el deudor.

Si un cristiano presta dinero con intereses por encima de la tazas de interés establecidas por la ley, simplemente es pecado lo que hace, porque está actuando injustamente.

Por ejemplo en latinoamentica en donde el índice de riesgo para préstamos es más alto suelen haber en algunos países tazas de interés de hasta el 54% de interés anual, pero a pesar de esa regulación legal en esos mismos países hay personas que prestan hasta al 20% mensual (240% al año), y eso pues es pecado, porque es avaricia.

Perspectiva bíblica.

Anteriormente vimos que hay acreedores que son capaces de abusar de las tasas de interés, y pues en ese caso prestar dinero con intereses se vuelve pecado porque se cae en la avaricia (Colosenses 3:5).

Podemos ver que a lo largo del Antiguo Testamento hay una serie de citas que hablan sobre prestar dinero con intereses (Éxodo 22:25; Levítico 25:36; Deuteronomio 23:19,20; Salmos 15:5; Proverbios 28:8; Nehemías 5:7,10; Ezequiel 18:8,13,17; 22:12), sin embargo no establecen parámetros morales importantes para esta práctica.

La ley no permitía cobrar intereses a los hermanos israelitas, sin embargo si era permitido cobrarselos a los extranjeros (Deuteronomio 23:19; 29).

La Biblia considera el prestar dinero con intereses como pecado, cuando se hace para aprovecharse de los que no tienen para nuestro propio provecho, en otras palabras, cuando se hace con avaricia, explotando con los intereses al deudor (Éxodo 22:25; Levítico 25:35-37).

Conclusión:

El simple hecho de prestar dinero con intereses no es pecado, sin embargo, se constituye pecado cuando se cae en la explotación del prójimo por medio de los elevados intereses y la avaricia.

La avaricia en sí, es el desproporcionado deseo de acumular riquezas a cualquier coste, y en ocasiones el prestar dinero con intereses exagerados parece ser una buena alternativa, ignorando que al hacerlo se cae en pecado.

Se puede prestar dinero con intereses siempre y cuando no se caiga en el fatal error o pecado de explotar a nuestro semejantes con intereses exagerados.

Puedes acceder a mi publicación anterior AQUÍ: Las funciones del líder cristiano (Las más importantes).

¿Quieres estar al tanto de nuestras próximas publicaciones? ¡Simple! Suscríbete Aquí.

Síguenos en nuestras redes sociales:

Facebook: Pura Biblia TV

Instagram: PURA BIBLIA TV

YouTube: PURA BIBLIA TV

Twitter: Pura Biblia

Kevin H. Dávila

Escritor, filósofo, apologeta y youtuber cristiano ampliamente comprometido con la verdad. Fundador de la plataforma digital: Pura Biblia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.