¿Es pecado ser celoso? La verdad bíblica.

El día de hoy veremos un tema, que en mi caso particular me parece interesante, y se trata sobre si es pecado o no ser celoso. Sabemos perfectamente que en toda relación existe ese sentimiento necesario de exclusividad, y todo deseamos ser la única pareja de nuestro pareja.

Este tema puede abarcar a los noviazgos y matrimonios cristianos. El sentimiento de exclusividad es necesario para el funcionamiento óptimo de una relación. Tener esa sensación de que somos la única persona en la vida de nuestra pareja, nos hace sentir que nuestra relación vale la pena.

Considero hablar por casi todas las personas, a nadie le gusta saber que su pareja tiene varias relaciones o que esta coqueteando con alguien más. Ahora, en medio de querer garantizarnos esa exclusividad, es que surgen los celos.

El celo por definición es el cuidado o esmero de garantizar que somos la única pareja de nuestra pareja. En la esfera secular los celos se ven como algo sumamente bueno. Incluso ser tóxico (persona celosa, impulsiva y posesiva) parece algo cómico y gracioso.

La pregunta sobre si ser celoso es pecado o no, podría surgir a partir de la lectura de Gálatas 5:19-21, que enmarca a los celos como un deseo carnal y que quienes lo práctican no heredarán el reino de los cielos.

Entonces, ¿Es pecado ser celoso?

No diría ni si, ni no, sino que depende como se manifiesten los celos. Si usted está celando a su pareja porque ve en ella un comportamiento inadecuado o comprometedor, no es pecado. El celo se convierte en un pecado cuando esté lleva a otras cosas, por ejemplo: maldiciencia, violencia verbal o física, homicidios etc.

Tenemos que ver que el Apóstol habla de los celos como un pecado o un deseo carnal cuando este es opuesto al Fruto del Espíritu. El apóstol Pablo habla que los deseos de la carne y los del Espíritu son opuestos. Si usted cela a su pareja, y su celo refleja algún comportamiento carnal, entonces, su celo se puede considerar como pecado.

En cambio si usted, esta celando a su pareja, y usted hace sus reclamos manifestando el Fruto del Espíritu (teniendo paciencia, autocontrol etc), su celo no es pecado.

En conclusión, diría que ser celoso no siempre es pecado, sino que depende de la forma en que la persona los manifieste. Si los celos se manifiesta con ira, ofensas y violencia, en tal caso, si es pecado ser celoso.

Puedes acceder a mi publicación anterior AQUÍ: ¿Cuáles son las doctrinas más importantes del Cristianismo?

¿Quieres estar al tanto de nuestras próximas publicaciones? ¡Simple! Suscríbete Aquí.

Síguenos en nuestras redes sociales:

Facebook: Pura Biblia TV

Instagram: PURA BIBLIA TV

YouTube: PURA BIBLIA TV

Twitter: Pura Biblia

Kevin H. Dávila

Escritor, filósofo, apologeta y youtuber cristiano ampliamente comprometido con la verdad. Fundador de la plataforma digital: Pura Biblia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.