Explicación de la Parábola del Sembrador.

Dedicaré este post para darte a conocer la explicación objetiva y bíblica de la Parábola del Sembrador. Esta parábola es sin duda, una de las parábolas más populares entre el pueblo cristiano y que más se ha compartido en los púlpitos.

La parábola del Sembrador nos da a conocer 2 tipos de crecimiento en la Iglesia, el primero tiene que ver con el crecimiento espiritual, cuando la Palabra de Dios hace su efecto transformador en la persona, y el segundo tiene que ver con el crecimiento numérico en la obra de la predicación del Evangelio por parte de los miembros de la Iglesia.

Esta parábola del Sembrador se encuentra presente en Mateo 13:1-8 y su explicación por parte de Jesús se encuentra casi de inmediato en Mateo 13:18-23.

Jesús nos da una explicación breve y precisa de la parábola, sin embargo, su brevedad puede dificultar su comprensión, y de aquí surge la necesidad de dar una explicación más extendida sobre la parábola del Sembrador.

Explicación de Jesús.

La explicación de Jesús debe de ser la base para la explicación extra bíblica (no antibíblica) de esta parábola.

Jesús habla sobre la propagación del Evangelio y su efecto transformador en la persona. El sembrador es el Espíritu Santo (independientemente de quien comparta el mensaje), ya que es quien convence de pecado al pecador (Juan 16:8).

La semilla hace referencia a la Palabra de Dios y los diferentes terrenos son las actitudes de las personas ante el mensaje de Dios. Evidentemente el buen terreno es aquella persona quien recibe la palabra de Dios en su corazón.

Explicación de la Parábola del Sembrador (Objetiva y bíblica).

La parábola en sí, nos da a conocer 4 actitudes que pueden tener las personas ante el mensaje de Dios.

Sí la palabra es la misma y el Sembrador es el mismo, ¿Porqué la Palabra de Dios no tiene el mismo efecto en todas las personas? La diferencia es la actitud de la persona o el grado de prioridad que da a la aplicación del mensaje de Dios a su vida.

Podemos ver que el poder transformador de la palabra de Dios actúa con libertad cuando la persona se dispone a oír el mensaje y entenderlo para posteriormente llevarlo a la práctica (Mateo 13:23).

A partir de esta parábola podemos comprender que hay 4 actitudes diferentes que puede tomar la gente ante la palabra de Dios y que solo 1 de ellas es la correcta y conveniente para nosotros. Esas actitudes son:

  1. Apatía (v.19)
  2. Falta de compromiso (v. 20-21)
  3. Distracción (v. 22)
  4. Responsabilidad (23)

Ahora proseguiré a explicarte cada actitud de forma breve y precisa.

1. Apatía.

La apatía por definición es lo siguiente: «Estado de desinterés y falta de motivación o entusiasmo en que se encuentra una persona y que comporta indiferencia ante cualquier estímulo externo.«

Tomando en cuenta el contexto de esta parábola la persona quien tiene apatía, es aquella que oye la palabra de Dios, sin embargo, no logra comprenderla, y al no lograr comprenderla, pierde el interés de llevar a la práctica.

En este escenario el enemigo entra en acción para entorpecer la mente de la persona, y así no comprenda las verdades del cristianismo (Cf. 2 Corintios 4:4), y eso es lo que provoca que la persona al final se muestre desinteresada.

De acuerdo a la parábola, esta es la semilla que fue sembrada a lado del camino.

2. Falta de compromiso.

El compromiso es la: «Obligación contraída por una persona que se compromete o es comprometida a algo.«

La falta de compromiso es prácticamente todo lo contrario a la definición anteriormente dada. Cuando una persona se compromete con Dios y su mensaje, está permanecerá firme a ese compromiso y lo cumplirá sin importar las circunstancias y las dificultades.

La persona que carece de compromiso ante el mensaje de Dios, abandonará el evangelio una vez que experimente dificultades o persecuciones por el simple hecho de haber cambiado a un estilo de vida cristiano.

Esta es la semilla que fue sembrada entre los pedregales.

3. Distracción.

La distracción es: «Dejar de prestar atención

En el contexto de esta parábola, es dejar de prestar atención a la palabra de Dios y el reino de los cielos por los afanes terrenales. Es dejar de poner la vista en las cosas eternas y espirituales por ponerla en las pasajeras y materiales.

Esta actitud corresponde a la semilla que fue sembrada entre espinos. La semilla crece juntamente con los espinos, pero en un momento determinado los espinos prevalecen y el fruto de la semilla se hecha a perder.

A continuación, la última actitud para terminar con la explicación de la parábola del Sembrador.

4. Responsabilidad.

De acuerdo al diccionario, la responsabilidad nos comunica la siguiente idea: «La persona que es consciente de sus obligaciones y actúa conforme a ellas.«

Lo anteriormente descrito es lo que sucede con las personas que oyen y entienden la palabra de Dios, son conscientes de sus obligaciones ante Dios y su Palabra y actúan satisfactoriamente para suplirlas.

En relación a la parábola, esta es la semilla que fue sembrada en buen terreno y da fruto al 100, 60 y 30 por uno.

Conclusión.

De esta forma concluyó con la explicación de la Parábola del Sembrador, la misma nos da a conocer la reacción de las personas ante la palabra de Dios y que dependiendo de la reacción de las mismas depende que Dios obre o no en sus vidas.

Espero que este post haya sido de bendición para tu vida. Un abrazo y bendiciones. 🙌🙏

Puedes acceder a mi publicación anterior AQUÍ: ¿Qué pasa con el alma después de la muerte?

¿Quieres estar al tanto de nuestras próximas publicaciones? ¡Simple! Suscríbete Aquí.

Síguenos en nuestras redes sociales:

Facebook: Pura Biblia TV

Instagram: PURA BIBLIA TV

YouTube: PURA BIBLIA TV

Twitter: Pura Biblia

Kevin H. Dávila

Escritor, filósofo, apologeta y youtuber cristiano ampliamente comprometido con la verdad. Fundador de la plataforma digital: Pura Biblia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.