¿Habla DIOS por medio de los SUEÑOS? ¿Qué dice la Biblia?

Hay quienes están plenamente convencidos de que Dios habla por medio de los sueños y ponen mucho énfasis en este tipo de manifestaciones y otros que simplemente se muestran escépticos ante esto. Ahora veremos el verdadero equilibrio bíblico sobre este tema.

Es innegable que hay personas que han tenido experiencia sobre revelaciones del futuro o de que cosas que han pasado por medio de sueños y han considerafo sin temor al error que Dios si habla por medio de los sueños.

Pero, ¿Dios habla todo el tiempo por sueños? ¿Cómo saber cuando un sueño proviene de Dios? ¿Cómo saber con acertividad si el sueño no es sólo producto de nuestras emociones? ¿Es posible que el enemigo, quiera torturarnos o engañarnos mediante sueños? Eso y más veremos a continuación.

¿Cómo surgen los sueños?

Desde una perspectiva científica los sueños son producto de las vivencias de nuestra vida cotidiana.

Los sueños son el resultado de un complejo proceso que implica a la memoria y al hipocampo (región del cerebro asociada a la memoria), de acuerdo a las investigaciones de Tore Nielsen y su equipo en Montreal, Canadá.

Tore Nielsen y su equipo no consideran que los sueños carezcan por completo de razón, en cambio hay otro grupo de investigadores y científicos que consideran que los sueños son producto del azar y que carecen de significado por completo.

¿De donde pueden provenir nuestros sueños?

Lo anterior, es visto desde una perspectiva únicamente científica, sin embargo si tomamos en cuenta también la realidad y existencia del plano espiritual podemos ver que los sueños pueden proceder de 3 fuentes distintas.

  1. De nuestro propia alma.
  2. Por operación del maligno.
  3. Sueños provenientes de Dios.

Ahora para saber si Dios habla por medio de sueños, es necesario conocer cuando un sueño es producto de nuestra memoria, o es por una influencia por parte del enemigo y cuando el mismo proviene directamente de Dios.

Lo que escribiré a continuación te ayudará a identificar el sueño según su fuente.

Sueños de nuestra alma.

Lo sueños procedentes de nuestra alma o memoria son fáciles de identificar, es probable que tengamos deseos de hacer o comprar algo en particular, y una vez que vamos a dormir soñamos con lo que queremos hacer o deseamos.

También es probable que soñemos con cosas o situaciones al azar que a nuestro parecer carecen de sentido, y en ese caso lo más probable es que los sueños con esas características provengan de nuestra alma.

Sueños influenciados por el maligno.

Sabemos perfectamente, que el enemigo no tiene control alguno sobre las personas que han recibido a Jesús como Señor y Salvador, pero a pesar de esa realidad, es probable que por medio de los deseos pecaminosos de nuestra alma soñemos cosas que nos atemoricen o que nos acerquen a situaciones pecaminosas.

Evidentemente un sueño que insta al pecado, a la desobediencia a Dios o bien alejarnos de Él, simplemente no procede de Dios.

Hay sueños que pueden ser manipulados por el diablo, por medio de nuestra naturaleza pecaminosa e influencias negativas(que podría poner en nuestro camino), y es probable que los mismos se den a menudo, cuando se vive en pecado.

También quiero decirte que el enemigo tiene un control escaso sobre nuestros sueños y pensamientos, ya que cuando pecamos, lo hacemos producto de nuestra libre elección y no porque el enemigo nos obligue a hacer «x» o «y» cosa.

Sueños provenientes de Dios.

Y por último, hay sueños que provienen directamente de Dios con un propósito muy específico, pero ante esto hay que tener un equilibrio, reconociendo que los sueños no son la forma más importante en la que Dios se manifiesta al hombre.

¿Es bíblico creer que Dios habla por medio de los sueños?

Es bíblico creerlo así porque la Biblia nos muestro a través de varios pasajes que Dios ha hablado a algunos miembros de su pueblo por ese medio. Podemos ver el siguiente pasaje bíblico como ejemplo:

Sin embargo, en una o en dos maneras habla Dios; Pero el hombre no entiende. Por sueño, en visión nocturna, Cuando el sueño cae sobre los hombres, Cuando se adormecen sobre el lecho, Entonces revela al oído de los hombres, Y les señala su consejo, Job 33:14-16

El pasaje bíblico anteriormente citado, dice explícitamente que Dios habla por medio de los sueños. Dios en la actualidad aún continúa hablando por sueños. Dios habló por sueños a José, al rey Salomón, a Faraón, reyes y profetas. (Génesis 40:8; 41:16; Números 12:6-8).

¿Cómo saber si el sueño viene de Dios?

Como punto de partida, el sueño no debe de ir en contra de las enseñanzas presentes en la Escritura, al contrario se apoyarán sobre la revelación bíblica.

Los sueños deben de pasar por el filtro de la Biblia, si un sueño aparenta ser una revelación por parte de Dios, pero su contenido va en contra de la enseñanza bíblica, ese sueño no proviene de Dios.

Recordemos que la Biblia, es la Palabra profética más segura a la cual debemos de estar atentos (1 Pedro 1:19). No podemos basar nuestra vida cristiana en sueños y poner la Biblia a un lado.

A parte de esto los sueños que provienen de Dios deben de cumplir con 3 características.

1. Produce buenos resultados.

El sueño que proviene de Dios obrará para buenos resultados, no será destructivo, sino al contrario, edificante.

2. Nos conducen hacia la voluntad de Dios.

Nos puede motivar a abandonar nuestros pensamientos terranales y deseos carnales para seguir la voluntad de Dios en nuestra vida.

3. Se cumplen a la perfección.

Si el sueño proviene de Dios, éste inevitable se cumplirá. Si pasa el tiempo y el sueño no se cumple aunque parezca proveniente de Dios, el mismo solo fue producto de nuestra alma.

Para enriquecer lo que te digo, puedes leer Deuteronomio 18:1-5; Jeremías 23:31-33 y Judas 1:8.

Conclusión:

Como conclusión puedo decir que Dios sí habla por medio de los sueños, pero a pesar de ello debemos de hacer un análisis bíblico y concienzudo, para determinar con objetividad si es nuestro caso.

Lo mejor es dejarnos por las profecías y enseñanzas presentes en la Biblia ya que la misma es completa y suficiente, sin embargo, Dios nos habla por medio de sueños cuando nos quiere comunicar algo muy específico.

Espero que este haya sido de bendición para tu vida. Un abrazo y bendiciones. 🙌🙏

Puedes acceder a mi publicación anterior AQUÍ: ¿Es pecado prestar dinero con intereses?

¿Quieres estar al tanto de nuestras próximas publicaciones? ¡Simple! Suscríbete Aquí.

Síguenos en nuestras redes sociales:

Facebook: Pura Biblia TV

Instagram: PURA BIBLIA TV

YouTube: PURA BIBLIA TV

Twitter: Pura Biblia

Kevin H. Dávila

Escritor, filósofo, apologeta y youtuber cristiano ampliamente comprometido con la verdad. Fundador de la plataforma digital: Pura Biblia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.