¿Porqué debemos de orar en todo tiempo?

En este post te daré varias razones que aparecen en la Biblia, sobre el porqué debemos de orar en todo tiempo. No me limitaré a una opinión personal sobre este tema, sino a lo que dice la Biblia sobre la oración misma y su constancia.

Uno de las temas más desarrollados en los sermones y en los distintos lugares en donde se comparte la palabra de Dios, sin duda es la oración. Se que en más de alguna ocasión has escuchado que debemos de orar en todo tiempo y hoy te diré porque debemos hacerlo.

La oración como tal es un ejercicio de carácter espiritual que debe de estar presente en la vida cotidiana del creyente. La oración nos comunica con Dios, debido a que por medio de ella podemos adorarle, presentar nuestras inquietudes, aflicciones, pedirle perdón, nuevas fuerzas etc.

En ocasiones hay personas que están presentes en la Iglesia, sin embargo, experimentan problemas para tener el hábito diario de la oración. Para vencer este tipo de conducto solo hace falta reflexionar sobre la importancia de la oración y después proponerse concienzudamente tomar este hábito.

Ahora que sabemos con claridad que es la oración. Vamos a ver, porque razones debemos de orar en todo tiempo. Así que te recomiendo que te leas el post completo, se que será de bendición tanto para ti, como para mi. ¡Sigamos!

¿Porqué orar en todo tiempo?

El punto de partida, para responder apropiadodamente la pregunta anterior, es considerar que beneficios nos aporta la oración en función de nuestra relación con Dios. ¡Eso es lo que veremos a continuación!

Antes de entrar en materia, quiero comunicarte lo siguiente: «Lo que nos abre las puertas ante Dios, por medio de la oración, es la obediencia que tengamos ante los mandamientos del Señor.» Por ello la Biblia dice lo siguiente:

y cualquiera cosa que pidiéremos la recibiremos de él, porque guardamos sus mandamientos, y hacemos las cosas que son agradables delante de él. 1 Juan 3:22 RVR1960

Si no estamos bajo obediencia, nuestras oraciones se verán ampliamente afectadas. De ese modo dependeremos directamente de la misericordia de Dios.

1. Dios nos oye.

Debemos de orar en todo tiempo, porque Dios oye cada una de nuestras oraciones. Cuando ores en tu habitación, o en cualquier otro lugar, no creas que estás pronunciando palabras vacías al aire, sino ten la confianza en que Dios desde su Trono en el Tercer Cielo esta oyendo tu petición.

Lo anterior, parece solo una opinión personal, pero antes de que creas eso, por acá te dejo la referencia bíblica de tal pensamiento:

Y esta es la confianza que tenemos en él, que si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, él nos oye. 1 Juan 5:14 RVR1960

Una vez que leemos el texto, podemos apreciar, que la condición que debemos de cumplir para que Dios oya nuestras oraciones, es que debemos de orar en todo tiempo conforme a su voluntad. Si lo hacemos así, podemos tener la certeza de que Dios nos oye.

2. Nos hace cercanos a Dios.

La oración, hace que seamos más cercanos a Él, en el sentido de que mantenemos una comunicación constante. La oración, más la lectura de la Biblia, son el complemento perfecto para enriquecer nuestra vida espiritual hasta el infinito.

Por medio de la lectura de la Biblia, conocemos más sobre el carácter de Dios y su tratamiento con la humanidad, y por medio de la oración podemos mantener con Él una comunicación abierta para ser alimentados espiritualmente.

Por acá te dejo la referencia bíblica de las líneas anteriores:

Cercano está Jehová a todos los que le invocan, A todos los que le invocan de veras. Salmos 145:18

Evidentemente, cada vez que oramos, estamos invocando el nombre de Dios, y la invocación de su nombre es lo que nos trae ese beneficio incalculable de ser cercanos a Dios.

3. Dios da una respuesta.

Una vez que oramos, Dios responde cada una de nuestras oraciones, aunque en ocasiones no parezca ser así. Dios nos da 3 respuestas en concreto: «No«, «» y «Espera un poco«. El sí de Dios se comprende con facilidad.

Sin embargo cuando la respuesta de Dios es «No» o bien un «Espera un poco«, esto podría traer sobre nuestra vida la duda, y posteriormente podemos llegar a pesar que no hemos recibido una respuesta por parte de Dios.

Recuerda que en el primer punto vimos, que Dios siempre nos oye cada vez que oramos conforme a su voluntad. Si ha orado conforme a la voluntad de Dios y aparentemente no ha pasado nada, eso no significa que Dios no oyó su petición, sino que es probable que haya recibido un «No» o un «Espera un poco» por parte de Dios.

Para terminar este punto, la Biblia nos dice lo siguiente:

Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces. Jeremías 33:3

Dios en todo tiempo está presto para atender nuestra oraciones, y también se compromete a sí mismo de forma voluntaria y deliberada a responder nuestras cada una de nuestras peticiones.

4. Recibimos gracia y misericordia de Dios.

Vimos que orar nos hace cercanos a Dios y dicho acercamiento, produce que recibamos de Dios gracia y misericordia. La gracia es el favor de Dios sobre nuestra vida y la misericordia se trata sobre el poder de Dios actuando para nuestro bien en nuestras debilidades.

Es importante orar en todo tiempo porque esto hace que las puertas de los cielos se abran a nuestro favor. Tener la gracia o el favor De Dios en nuestra vida, hará que las cosas que nos faciliten enormemente.

Recibir la misericordia por parte de Dios, es lo que provocará que día a día nos perfeccionemos y también nos garantiza que el poder del Señor está actuando a nuestro favor en los momentos de mayor debilidad. En aquellos momentos que simplemente sentimos desmayar y que ya no podemos más.

Al respecto, en la Biblia podemos leer lo siguiente:

Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro. Hebreos 4:16

5. Regula nuestro estrés y afán.

Como cristianos nos estamos exentos del sufrimiento y las aflicciones. Recibimos una advertencia directo por parte de Jesús al respecto, cuando dijo: En el mundo tendréis muchas aflicciones, pero confiad porque he vencido al mundo (Juan 16:33).

Así que, es probable que en algún momento puntual de nuestra vida afrontemos etapas de estrés y afán, producidos por los problemas o el sufrimiento. Una buena razón más, para orar en todo tiempo, es que la oración nos ayuda a amortizar efectivamente dichos efectos.

De hecho se ha comprobado a lo largo de varios estudios neurocientíficos que la oración tiene efectos positivos en la salud mental del creyente, le hace emocionalmente más estable y le permite sentirse más seguro.

Por acá te dejo el texto bíblico que habla al respecto:

Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús. Filipenses 4:6‭-‬7

De este modo te presento porque razones debemos de orar en todo tiempo. Espero que este post sea de bendición para tu vida. Un abrazo y bendiciones. 🙌🙏

Puedes acceder a mi publicación anterior AQUÍ:

¿Quieres estar al tanto de nuestras próximas publicaciones? ¡Simple! Suscríbete Aquí.

Síguenos en nuestras redes sociales:

Facebook: Pura Biblia TV

Instagram: PURA BIBLIA TV

YouTube: PURA BIBLIA TV

Twitter: Pura Biblia

Kevin H. Dávila

Escritor, filósofo, apologeta y youtuber cristiano ampliamente comprometido con la verdad. Fundador de la plataforma digital: Pura Biblia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.