¿Qué dice la Biblia sobre el pecado?

Se sobre entiende que de acuerdo a la Biblia el pecado es la transgresión voluntaria de los mandamientos de Dios y en ese contexto el ser humano debe asumir la culpabilidad de sus actos.

El pecado es un hecho innegable, porque a diario se cometen millones de actos voluntarios que violentan la voluntad divina. El pecado se constituye pecado en relación a las acciones morales objetivamente buenas.

Por ejemplo todos sabemos que dar de comer a un niño hambriento es una buena acción, y también todos sabemos que maltratar a alguien por diversión y es algo totalmente malo y condenable.

Todos los mandatos que Dios nos hace mediante su palabra, son mandatos morales y espirituales objetivamente buenos. A continuación veremos que nos dice la Biblia sobre el pecado.

La Biblia y el pecado.

El Antiguo y Nuevo Testamento nos dan enseñanzas significativas sobre el pecado y a continuación veremos cuales son:

El pecado en el Antiguo Testamento.

El Antiguo Testamento enseña que el pecado afecta la esfera moral, siendo descrito como una especie de bestia que está al acecho para devorar a sus presas (Génesis 4:7).

El pecado también afecta la conducta fraternal, manifestándose como violencia o conducta perjuiciosa (Génesis 6:11; Ezequiel 7:23; Proverbios 16:29), en este sentido el hombre por el pecado es capaz de maltratar y oprimir a sus semejantes.

El pecado también afecta la esfera de la Santidad, la persona que participaba en lo que estaba fuera de la ley se consideraba profana e inmunda (Levítico 11:24; 27; 31; 33; 39;) si una persona insistía en pecar se le consideraba persona irreligiosa (Levítico 21:14; Hebreos 12:16).

Cuando alguien se rebela y voluntariamente quebranta el mandamiento divino se considera «transgresor» (Salmos 37:38; Salmos 51:13; Isaías 53:12) y el Israelita que permanecía en ese tipo de conducta se le consideraba como un criminal.

El pecado también distorsiona la verdad, el pecador se conduce y habla con mentiras (Salmos 58:3; Isaías 28:15), presenta erróneamente la verdad (Éxodo 20:16; Salmos 119:128; Proverbios 19:5; 9).

El primer pecador fue mentiroso (Juan 8:44), y el primer pecado del cual la Biblia presenta registro fue una mentira (Génesis 3:4)

El pecado también distorsiona el campo de la Sabiduría, el hombre se conduce con maldad ya sea porque no se preocupa por razonar o porque se niega a hacerlo.

El ser humano muchas veces no guía su vida bajo la voluntad de Dios por descuido o por ignorancia voluntaria (Proverbios 1:4; 1:22; 7:7; 8:5; 9:4; 14:6; 15:20; Salmos 1:1).

Repasando de forma puntual esto es lo que nos enseña la Biblia sobre el pecado en el Antiguo Testamento.

El pecado en Nuevo Testamento.

El Nuevo Testamento en relación al pecado nos da otras descripciones sobre el mismo.

Pecar, significa errar el blanco, y también significa contraer una deuda la cual no se puede pagar y la única esperanza reside en el perdón o condonación de la deuda (Mateo 6:12).

El pecado también es desenfreno, porque el pecador es un rebelde que se hace ley para sí mismo, prefiriendo su voluntad antes que la voluntad de Dios, en ese sentido es su propio dios (Cf. 1 Juan 3:4).

El pecado también es desobediencia, literalmente «oír erróneamente» o escuchar con falta de atención (Hebreos 2:2; Lucas 8:18).

La Biblia en Romanos 4:15 describe al pecado como transgresión, también lo describe como una caída en Efesios 1:7 en el original griego, de acá se deriva la frase popular «caer en pecado.»

El pecado también es considerado como impiedad (Romanos 1:18; 2 Timoteo 2:16), en el sentido que el hombre presta poca atención o ninguna a lo sagrado.

Otra descripción propia del pecado en el Nuevo Testamento es «error» (Hebreos 9:7), bajo ese contexto se refiere específicamente a aquellos pecados cometidos por descuido o ignorancia y no por voluntad propia.

¿Qué es el pecado según la Biblia?

Bajo el contexto Bíblico el pecado es transgredir los mandamientos de Dios, es ofender a Dios, es fallar el blanco al desviarnos del propósito de nuestra existencia.

¿Cuál es el origen del pecado?

Se podrían citar fácilmente más de 100 versículos bíblicos en relación al origen del pecado, pero en este post nos limitaremos a una respuesta simple, pero llena de verdad.

Dios nos hizo agentes libres dotados de la capacidad de decidir por nosotros mismos y en ese contexto se produjo la posibilidad para pecar. El origen del pecado se da como producto de nuestra libertad para decidir por nosotros mismos desobedecer a Dios y seguir nuestros deseos.

¿Cuáles son las consecuencia del pecado?

La Biblia nos presenta 3 consecuencias del pecado, las cuales son a como siguen:

  1. Muerte espiritual.
  2. Separación de Dios y
  3. Condenación Eterna.

A pesar de tales consecuencias Dios está dispuesto a perdonas nuestros pecados por medio del Sacrifico de Jesús en la cruz del Calvario (Juan 3:16; Romanos 1:17; 5:8-10; 8:1-3).

De esta forma concluyó con este post sobre lo que nos enseña la Biblia en relación al pecado.

Puedes acceder a nuestro post anterior AQUÍ: ¿Qué dice la Biblia sobre el diezmo?

¿Quieres estar al tanto de nuestras próximas publicaciones? ¡Simple! Suscríbete Aquí.

Síguenos en nuestras redes sociales:

Facebook: Pura Biblia

Instagram: PURA BIBLIA

YouTube: PURA BIBLIA TV

Twitter: Pura Biblia

Kevin H. Dávila

Escritor, filósofo, apologeta y youtuber cristiano ampliamente comprometido con la verdad. Fundador de la plataforma digital: Pura Biblia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.