¿Qué dice la Biblia sobre la poligamia?

La poligamia como tal es una práctica legal en 47 países, en donde la mayoría son musulmanes y algunos africanos. El mormonismo, una secta cristiana también admite la poligamia, pero ante esta práctica que poco a poco va cobrando relevancia, debemos saber qué nos dice la Biblia sobre la poligamia

En Estados Unidos en las zonas donde hay bastante presencia de la «Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos días.» y sus denominaciones (mormones), la poligamia es aceptada por la sociedad aunque no tenga aprobación legal.

Varios estudios han logrado demostrar los efectivos negativos de la poligamia sobre las esposas y los hijos, y de qué forma esto contribuye a que el padre de familia tenga lazos superficiales con sus hijos, especialmente con los del primer matrimonio.

Hay dos tipos de relaciones dentro de la poligamia: la poliginia la cual es el matrimonio entre un hombre con varias mujeres y la poliandria en donde una mujer se casa con varios hombre.

A continuación veremos que nos dice exactamente la Biblia sobre la poligamia.

La Biblia y la poligamia.

En nuestra cultura la poligamia es un fenómeno poco común, pero no ocurre lo mismo en el Medio Oriente y ciertos países del continente Africano. Nuestra cultura occidental sostiene el matrimonio como una relación exclusiva con una pareja.

La cultura occidental ha sido ampliamente influenciada por el Cristianismo y de ahí se deriva las normas éticas y legales por las cuales se rige la sociedad americana y europea.

Por esa razón la poligamia no es una unión legal en ningún país del Continente Americano y Europeo.

La poligamia tuvo su origen casi desde los inicios de la humanidad con Lamec (Génesis 4:19) taranieto de Caín (Génesis 4:17-18), y desde entonces la pureza del matrimonio ha sido manchada una y otra vez.

Dios por medio de la ley prohibió rotundamente la poligamia en el pueblo judío (Levítico 18:18; Deuteronomio 17:17).

Bien, es cierto que Abraham tomó para sí una segunda mujer actuando de forma insensata para conseguir el cumplimiento de la promesa (Génesis 16:4), Isaac fue monógamo y Jacob polígamo en parte por el engaño de su suegro Laban (Génesis 29).

La poligamia nunca fue bien vista por Dios antes, durante y después de la Ley de Moisés, por esa razón la Biblia presta especial atención al pecado de Lamec por tener dos mujeres.

La Biblia registra el caso de varios personas que fueron polígamas y que su condición quebrantaba la ley de Dios, por ejemplo: Abraham, Jacob, David, Salomón entre otros.

Dios desea que le demos al matrimonio un valor alto y sagrado (Hebreos 13:4), y la poligamia rompe por completo con ese deseo de Dios.

La Biblia nos dice claramente que la poligamia no es una práctica que Dios aprueba, ya que ésta no cumple con los propósitos de Dios para el matrimonio.

Conclusión:

El diseño original de Dios para el matrimonio es la unión de un hombre y una mujer, no de tres personas o más o personas del mismo sexo.

En ningún momento la Biblia aprueba o promueve la poligamia como una unión diseñada por Dios para la humanidad. La poligamia rompe por completo con el orden correcto de la familia y el matrimonio.

A pesar de haber miles de matrimonios polígamos en la esfera cristiana, eso no significa que la Biblia apruebe las uniones polígamas.

La Biblia no enseña nada a favor de la poligamia, por lo tanto el Cristianismo no puede aferrarse a dicha práctica.

Puedes leer nuestro post anterior AQUÍ: 8 cosas que dice la Biblia sobre si misma.

¿Quieres estar al tanto de nuestras próximas publicaciones? ¡Simple! Suscríbete Aquí.

Síguenos en nuestras redes sociales:

Facebook: Pura Biblia

Instagram: PURA BIBLIA

YouTube: PURA BIBLIA TV

Twitter: Pura Biblia

Kevin H. Dávila

Escritor, filósofo, apologeta y youtuber cristiano ampliamente comprometido con la verdad. Fundador de la plataforma digital: Pura Biblia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.