¿Porqué son importantes las buenas obras?

En la sociedad actual se espera una conducta admirable por parte de un creyente y la mejor forma de demostrarlo es mediante las buenas obras, por esa razón veremos porque razón son importantes las buenas obras a pesar de su irrelevancia en la Salvación.

Las buenas obras son importantes porque muchas veces éstas traen descanso y alivio en un mundo lleno de desdicha y sufrimiento para muchos. Sin duda el papel de la Iglesia a nivel mundial en el aspecto de obras benéficas es destacable.

En uno de los lugares en donde más se percibe mayor necesidad y sufrimiento es en el continente africano y en dicho continente los cristianos han contribuido enormemente con la construcción de escuelas, albergues, centros de salud, orfanatos, refugios para leprosos, hospitales, casas para ancianos y jardines de niños.

En este post veremos porque son importantes las buenas obras para el cristiano más allá del impacto social y los beneficios que producen las mismas.

Las buenas obra son importantes porque…

En relación a las buenas obras podríamos perfectamente decir que son importantes porque traen consigo bien a los demás, pero nos enfocaremos en ver porque es importante la práctica de las buenas obras para el creyente desde la perspectiva bíblica.

Sabemos perfectamente que las buenas obras son totalmente irrelevantes para nuestra Salvación, ya que nuestra salvación depende únicamente de nuestra fe en Jesús (Efesios 2:8-9).

Si tomamos en consideración el pasaje bíblico de Santiago 2:14-20, podemos apreciar algunas verdades que nos traen luz sobre lo importantes que son las buenas obras en la vida del creyente.

Al leer el pasaje anteriormente mencionado podemos extraer del mismo las siguientes verdades:

  1. La fe verdadera siempre estará acompañada de buenas obras (v. 14).
  2. La fe sin buenas obras no existe (v. 15-17).
  3. No podemos depositar nuestra confianza únicamente en la fe o en las buenas obras, sino en ambas (v. 18).
  4. Nuestra fe interna se hace evidente mediante las buenas obras (v. 19).
  5. El creer tener fe y no hacer buenas obras es sinónimo de engañarnos a nosotros mismos (v. 20).

A partir de las 5 verdades anteriormente mencionadas podemos ver con claridad porque son importantes las buenas obras, la mayor importancia de las mismas es que son un claro reflejo de nuestra fe interior.

Conclusión:

Las buenas obras no son importantes porque estás nos den mérito alguno en el reino de los cielos, sino que su importancia se debe a que que las mismas reflejan nuestro carácter como cristianos.

Las buenas obras son importantes para nosotros porque ellas manifiestan externamente nuestra fe interior. Una persona sin fe es capaz de hacer buenas obras, sin embargo una persona con fe siempre debería de abundar en buenas obras.

Puedes acceder a nuestro post anterior AQUÍ: ¿Cuáles son las consecuencias del rencor?

¿Quieres estar al tanto de nuestras próximas publicaciones? ¡Simple! Suscríbete Aquí.

Síguenos en nuestras redes sociales:

Facebook: Pura Biblia

Instagram: PURA BIBLIA

YouTube: PURA BIBLIA TV

Twitter: Pura Biblia

Kevin H. Dávila

Escritor, filósofo, apologeta y youtuber cristiano ampliamente comprometido con la verdad. Fundador de la plataforma digital: Pura Biblia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.