¿Está vigente el Antiguo Testamento?

El día de hoy veremos un tema que requiere de bastante profundidad, pero a pesar de ello procuraré ser breve para decirte con base argumentativa y bíblica, si el Antiguo Testamento está vigente para los cristianos o no. ¿Deberíamos de abrazar todas sus enseñanzas o rechazarlas en parte o totalmente?

Sobre la vigencia del Antiguo Testamento existen al menso 3 posiciones muy marcadas entre el pueblo cristiano, siendo las siguientes: 1. No es válido. 2. Es válido totalmente. 3. Es válido, solo hay que extraer principios morales y espirituales que se aplican hasta hoy.

Podemos ver que 2 posturas se van a los extremos, y una es más conservadora al quedarse prácticamente en medio. A continuación te diré cual postura es la correcta y porque a partir de la misma Biblia.

Decir que el Antiguo Testamento no está vigente, significa dejar a un lado todos aquellos principios morales y espirituales que contiene consigo, y muchos de tales principios no aparecen en el Nuevo Testamento, o al menos con la misma claridad.

Si decimos que todo el Antiguo Testamento es aplicable al cristianismo podemos caer el error de caer en un movimiento judaizante, el mismo movimiento con el cual el Apóstol Pablo batalla ampliamente en la Carta a los Gálatas.

Podemos ver evidentemente que ambas posturas al ser extremistas, de cierto modo, en lugar de enriquecer nuestra vida cristiana, al contrario la empobrecen de forma dramática.

La respuesta rápida a la pregunta de este post: «El Antiguo Testamento está vigente para los cristianos en la actualidad.» pero antes de que te vayas, te voy a decir porque y como podemos aplicar correctamente sus enseñanzas.

¿Porqué el Antiguo Testamento está vigente?

El Antiguo Testamento es relevante para nosotros porque tiene consigo principios de carácter moral y espiritual que enriquecen significativamente nuestra vida cristiana. Todo lo que fue escrito en el Antiguo Testamento de cierto modo nos instruye (Romanos 15:4).

Dichos escritos también no pueden servir de ejemplo y amonestación (1 Corintios 10:11), porque nos dice como trato Dios con las personas que se revelaban y abrazaban el pecado.

Evidentemente en la actualidad el tratamiento no es el mismo. En el Antiguo Testamento Dios traía juicio casi de inmediato sobre las personas que pecaban, en la actualidad Dios lleva un registro de nuestras acciones y Dios les dará su respectiva recompensa definitiva en el tiempo del fin (Apocalipsis 20:12).

Cuando digo que el Antiguo Testamento está vigente, me refiero específicamente a que sus enseñanzas tienen relevancia para nosotros los cristianos.

¿Cómo debemos de ver los cristianos el Antiguo Testamento?

El Antiguo Testamento como pacto entre Dios y la nación de Israel, ya no está vigente (no nos gobierna). Uno de los propósitos de la venida de Cristo, fue el cumplir la ley a cabalidad, y tampoco era posible que la más mínima parte de la ley pasara, si está no era cumplida (Mateo 5:17).

En Cristo (tras su muerte, resurrección y establecimiento de su reino) las profecías y sombras de la ley fueron cumplidas (Lucas 24:44-47). Por esta razón el fin de la ley es Cristo, para todo aquel que es justificado ante Dios por creer en Él (Romanos 10:4).

Por otro lado Hebreos 1:1-2, dice que Dios antes había hablado por distintos medios a la humanidad, y en que la actualidad ya no habla por tales medios (la ley), sino que lo hace por medio de su Hijo Jesús. El Nuevo Pacto que Jesús trajo suplanta el Antiguo que Él cumplió por completo (Hebreos 7:22).

Como cristianos debemos de creer que toda la Biblia es la Palabra inspirada de Dios (2 Timoteo 3:16), y esto incluye el Antiguo y Nuevo Testamento. Evidentemente aprendemos muchísimo de los escritos que se registraron antes de la muerte y resurrección de Cristo, pero dichos textos no son la autoridad que nos rigen como cristianos.

Ahora te daré una breve explicación más extendida del párrafo anterior, para evitar un mal entendido. Cuando me refiero a que el Antiguo Testamento no nos rige como cristianos, me refiero a que las leyes gastronómicas, litúrgicas, sanitarias y sociales del Judaísmo no se nos aplican a nosotros.

Por ejemplo, los judíos debían de presentar sacrificios de animales por sus pecado, tener un templo, ordenamiento de sacerdotes y sumo sacerdotes, practicar la circunsición, guardar el día de reposo, no comer ciertos animales, la mujer en su período de menstruación era inpura etc.

Esos mandamientos o leyes no son relevantes para nosotros los cristianos, porque si nos decidimos regirnos por una parte de la ley, debemos de sujetarnos a toda la ley (Santiago 2:10; Gálatas 3:10). Y por supuesto que este fue el mismo error de aquellos cristianos que se circuncidaron en el Siglo Primero (Gálatas 5:1-4).

¿Como interpretar el Antiguo Testamento?

Para un correcta interpretación del Antiguo Testamento es necesario primero comprender que el mismo está vigente, pero no como una autoridad que riga por completo al cristiano, sino como escritos inspirados que nos pueden transmitir principios morales y espirituales.

Los principios o leyes morales y espirituales que están presentes en el Antiguo Testamento son igual de válidas para nosotros. Dichas leyes morales y espirituales no cambian, sino al contrario, son recordadas con frecuencia en el Nuevo Testamento.

Por ejemplo los 10 mandamientos son igual de válidos para nosotros que para los judíos, obviamente el 4 mandamiento no, puesto a que es un mandamiento de carácter litúrgico (propio del Judaísmo Éxodo 31:12-17) y no espiritual. Los mandamientos del 1 al 3 son de carácter espiritual, y los del 5 al 10 son de carácter moral.

Sin más que decir me despido, espero que este post haya sido de bendición para tu vida. Un abrazo y bendiciones. 🙌🙏

Puedes acceder a mi publicación anterior AQUÍ: ¿Puede un cristiano divorciarse y volverse a casar?

¿Quieres estar al tanto de nuestras próximas publicaciones? ¡Simple! Suscríbete Aquí.

Síguenos en nuestras redes sociales:

Facebook: Pura Biblia TV

Instagram: PURA BIBLIA TV

YouTube: PURA BIBLIA TV

Twitter: Pura Biblia

Kevin H. Dávila

Escritor, filósofo, apologeta y youtuber cristiano ampliamente comprometido con la verdad. Fundador de la plataforma digital: Pura Biblia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.