¿Cómo ser un buen cristiano?

Todo creyente debería de preocuparse por ser un buen cristiano. En la actualidad el Cristianismo cuenta con al menos 2,400 millones de miembros siendo la religión más grande a nivel mundial.

Y entre esos miles de millones de miembros de la Iglesia Cristiana hay personas que no profesan una vida de piedad y moralidad a como lo demanda la Biblia, sino que viven conforme a sus propios pensamientos.

Lo cierto es que el mensaje de la Biblia es un mensaje que confronta, y en esa confrontación el creyente decide si permitir que Dios obre cambios en su vida o no.

Algo que es innegable es que existen muchísimas personas que se llaman así mismas cristianas y no dan un buen testimonio de lo que dicen ser. «Predican una cosa y viven otra totalmente distinta.»

Bajo ese contexto, ser un buen cristiano es relevante para poder marcar la diferencia y dar un testimonio digno del Evangelio de Jesús.

Ser un buen cristiano concerniente a cada área

La vida cristiana es integral y abarca el área espiritual, social y familiar, por lo tanto ser un buen cristiano afecta nuestro entorno espiritual, social y familiar.

La profesión cristiana no es parte de nuestra vida, sino nuestra vida misma. Ya no vivimos para si mismos, sino para Cristo (Cf. Gálatas 2:20). Y nuestro andar debe de conformarse a la voluntad divina.

Jesús enseñó a sus discípulos que su forma de conducirse y pensar debería de marcar la diferencia con respecto a los demás y así marcar la diferencia para que Dios fuese glorificado a través del testimonio moral de ellos (Mateo 5:13-16).

Área Espiritual.

Algo totalmente esencial para ser un buen cristiano es tener el cuidado de leer y meditar en la Palabra de Dios y practicarla (Josué 1:8; Juan 5:39; Salmos 119:11).

Otro aspecto importante lo es el acto de orar. Dios nos ha llamado para que establezcamos una relación con Él (1 Corintios 1:9), y la oración es uno de esos medios para hacerlo.

Congregarse es elemental para ser un buen cristiano (Mateo 18:20; Hebreos 10:24-25), ya que es parte esencial del discipulado cristiano y en el mismo nuestra vida cristiana se va desarrollando con éxito.

El ayunar nos ayuda a fortalecernos espiritualmente para estar más dispuestos a someternos a la voluntad de Dios.

Leer la Biblia y practicarla, orar, congregarnos y ayunar nos ayudan a ser mejores cristianos.

Un buen cristiano es aquel que manifiesta el Fruto del Espíritu (Gálatas 5:22-23), abunda en buenas obras (Santiago 2:14-20) y practica la justicia de Dios (Cf. Mateo 5:20).

Área social:

Si alguien es capaz de tener un buen desempeño en el área espiritual, lo más probable es que la parte social y familiar no se le dificulte mucho.

Alguien que tiene una vida espiritual sólida no le será difícil manifestar los valores y principios necesarios para ser un agente de bien en la sociedad.

Un buen cristiano debe de ser honesto, responsable, puntual, aplicado, honrado, pacífico, respetuoso, justo, tolerante y leal. Un cristiano no debería porque tener problemas para someterse a los distintos tipos de autoridad.

La cosmovisión cristiana nos enseña un sinnúmero de principios y valores que son objetivamente buenos y no provocan mal alguno a nadie.

Un buen cristiano en la familia…

Hemos llegado a la área más importante. Es fácil pretender ser alguien bueno ante la sociedad y la congregación pero ante la casa no es así, porque es el lugar en donde mejor nos conocen.

Un buen cristiano no tendrá dificultad para asumir sus roles dentro de la familia, ya sea en calidad de esposo, esposa, padre, madre o hijo.

La Biblia nos da un sinnúmero de enseñanzas profundas sobre la convivencia familiar y matrimonial que nos ayudan a desenvolvernos como un agente de bien en la familia.

Si usted no logra ser un buen cristiano en su casa, lo más probable es que aún le falte mucho por mejorar, a como te dije antes es fácil vender una buena imagen de ti ante la gente que no te conoce.

Conclusión:

La vida cristiana consiste en una mejora continua de nuestro carácter y forma de ser.

Día a día somos perfeccionados y debemos de tener la certeza de que quien comenzó en nosotros la buena obra la terminará (Filipenses 1:6).

Puedes leer nuestro post anterior AQUÍ: ¿Porqué es importante congregarse?

¿Quieres estar al tanto de nuestras próximas publicaciones? ¡Simple! Suscríbete Aquí.

Síguenos en nuestras redes sociales:

Facebook: Pura Biblia

Instagram: PURA BIBLIA

YouTube: PURA BIBLIA TV

Twitter: Pura Biblia

Kevin H. Dávila

Escritor, filósofo, apologeta y youtuber cristiano ampliamente comprometido con la verdad. Fundador de la plataforma digital: Pura Biblia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.